Apollo vende el 85% de Altamira a DoBank por €412M

Tras vender EVO Banco a Bankinter, Apollo ha acordado la venta del 85% de Altamira Assett Management, su otra gran inversión en España. El comprador es el grupo financiero italiano DoBank, controlado por el fondo estadounidense Fortress, que ha resultado vencedor en la puja por la gestora de activos inmobiliarios y préstamos donde competían también otros candidatos como Cerberus, el sueco Intrum y Davidson Kempner.

La operación, sujeta a las autorizaciones habituales de este tipo de transacciones, se cerrará en torno al mes de mayo. En concreto, valora el 100% de Altamira en €412M, más unas ganancias adicionales de hasta €48M por el desarrollo del negocio en los mercados internacionales. El porcentaje vendido podría aumentar al 100% si Santander, titular del 15% restante del capital, decide ejercer el derecho de co-venta otorgado.

Apollo activó la venta de Altamira tras garantizarse un dividendo de €200M y refinanciar deuda. Banco Santander vendió a Apollo el 85% de Altamira en enero de 2014 por €664M. El private equity ganó la puja de Altamira en un proceso rápido y complejo en el que participaron 10 inversores extranjeros y en el que contó, como socios a partes iguales, con entidades afiliadas a Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB) y Abu Dhabi Investment Authority (Adia). Como en el caso de EVO Banco, Apollo realizó la inversión con su segundo fondo, European Principal Finance Fund II, levantado en 2012.

Altamira es una empresa líder en el sur de Europa en el campo de la gestión de créditos y activos inmobiliarios, con €55.000M de activos bajo gestión y 82.000 inmuebles y que opera en España, Portugal, Chipre y Grecia. Su estimación de ingresos para 2018 ronda los €255M, con un ebitda de unos €95M. El principal valor de Altamira es el contrato a largo plazo que mantiene con Santander, así como la gestión de activos de Sareb, que suponen cerca del 30% del valor total.

La suma de DoBank y Altamira creará el primer operador en Europa en servicios de gestión de créditos e inmuebles para bancos e inversores, con activos gestionados por más de €140.000M (valor bruto en libros) y más de 2.200 empleados. Su posicionamiento único en el sector le convierte en la plataforma independiente capaz de ofrecer a los inversores acceso a los mercados de mayor potencial en Europa, gracias al liderazgo en Italia, España, Grecia y Chipre y a una presencia significativa en Portugal.

Por su parte, las estimaciones de Dobank apuntan a que obtendrá unos ingresos de alrededor de €255M y un ebitda de €95M en 2018. La entidad cerró los primeros nueve meses de 2018 con un beneficio neto de €34,8M (+29%) y un ebitda de €54,4M (+30%), mientras que los ingresos netos aumentaron en un 10% hasta €145,9M.

Tras la venta de EVO Banco y de Altamira, Apollo se desprende de sus grandes participadas en España, donde prevé seguir invirtiendo. Fred Khedouri, Socio Senior de Apollo, ha explicado que “hemos levantado un tercer fondo, European Principal Finance Fund III, con $5.000M (unos €4.350M) y con el que ya estamos acometiendo inversiones que, en parte, irán a parar a España”. Ambas desinversiones coinciden, además, con la reciente salida de su ejecutivo clave en España, Andrés Rubio, Socio de la firma y Responsable de la oficina en Madrid, y el fichaje de Pablo Crespo como Senior Advisor para España sustituyendo a Rubio.

www.capitalcorporate.com