Telefónica, junto a TIM y América Móvil, se hace con el negocio móvil de Oi por unos €2.700M

Telefónica crece en Brasil. La operadora española, en consorcio con Telecom Italia (TIM) y América Móvil, ha adquirido el negocio de telefonía móvil de la brasileña Oi, el cuarto operador del sector de comunicaciones móvil del país, por BRL16.500M (unos €2.700M), de los que BRL15.744M corresponden al precio base de la oferta y BRL756M a servicios de transición alquilados al grupo Oi. Según el acuerdo, Telefónica desembolsará la cifra correspondiente al 33% del importe, que equivalen a BRL5.500M (unos €884M) para incorporar cerca de 10,5 millones de líneas móviles, que suponen cerca del 29% del total de los activos de Oi en este segmento, además de establecer acuerdos para el uso de 2.700 emplazamientos de la operadora brasileña.

La alianza formada por las tres firmas internacionales ha culminado por fin un proceso que llevaba en marcha desde principios de 2020 y en el que contaban con una gran ventaja, puesto que el pasado verano fueron nombrados primeros licitadores en la subasta para la adjudicación de los activos con derecho de igualar cualquier otra oferta presentada, por delante del fondo estadounidense Digital Colony, que meses después retiró su oferta. Finalmente, el proceso final, enmarcado en el concurso de acreedores de la brasileña, ha finalizado sin competidores por lo que los tres inversores se repartirán el negocio de Oi y generarán importantes sinergias con su actual presencia en el mercado carioca, sin llegar a incumplir las leyes de Competencia del país. La adquisición debe todavía recibir el visto bueno por parte del regulador de telecomunicaciones de Brasil, Anatel, y de la autoridad de la Competencia, CADE. A su vez, Oi deberá proceder todavía a la segregación de los citados activos, una vez reciba luz verde por parte de su Junta de Accionistas. Según fuentes del mercado, tras el deal, Telefónica, TIM y América Móvil han llegado a un acuerdo para repartirse los activos de Oi (clientes, redes y frecuencias) por regiones, aunque no ha trascendido los términos y condiciones de esta decisión.

La adquisición permitirá a Telefónica consolidar su posición como líder del mercado móvil brasileño con una cuota del 33,6% y 77,25 millones de líneas, seguida de Claro (25,7% y 57,90 millones de líneas) y de TIM (22,3% y 51,25 millones). Oi agrupaba 36,54 millones de líneas con un 15,9% de cuota, mientras que el resto de competidores eran residuales. De hecho, Nextel, el quinto, tiene 3,15 millones de clientes y sólo un 1,4% de participación. En total, superará la cota de los 100 millones de clientes en el país. Brasil es el segundo mercado para Telefónica. En los nueve primeros meses del año, el país supuso para unos ingresos de €5.674M, un 17,5% del total, para la española y un ebitda de €2.385M, el 25% del consolidado, muy por encima de Reino Unido y Alemania. Para Telefónica, esta transacción generará valor a través de un mayor crecimiento, eficiencias operativas y mejoras en la calidad del servicio. Según la propia compañía, contribuirá al desarrollo y competitividad del sector brasileño de las telecos.

De esta manera, Telefónica da un paso más en la consolidación en sus cuatro mercados estratégicos, España, Alemania, Reino Unido y Brasil. La operadora está a la espera de la decisión de las autoridades británicas de la competencia para la fusión de su filial O2 con Virgin Media, división de Liberty Global.  Según el acuerdo, la española controlará el 50% la compañía resultante en una operación valorada en €43.500M, deuda incluida y sinergias. Además, recibirá £5.700M (unos €6.500M), incluyendo un pago compensatorio de £2.500M por parte de Liberty. En el capitulo de desinversiones, ha completado la venta de su filial en Costa Rica a Liberty Latin America por €425M.  

www.capitalcorporate.com