CaixaBank y Bankia se fusionan para crear el banco líder en España

CaixaBank y Bankia han aprobado su proyecto de fusión. El deal se ejecutará a través de la absorción de Bankia por CaixaBank a una ecuación de canje de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada título de Bankia, lo que supone valorar a la entidad madrileña en €3.960M (€1,29 por acción), con una prima del 20% sobre su precio antes de la comunicación al mercado de la existencia de negociaciones y una prima del 28% sobre la media de ecuaciones de canje de los últimos tres meses. Para ejecutar la operación, está previsto que CaixaBank realice una ampliación de capital con la emisión de 2.079.209.002 acciones ordinarias a un valor nominal de €1, aunque la cifra final se ajustará en función de los títulos en autocartera. Posteriormente, Bankia se extinguirá, vía disolución sin liquidación, y transmitirá todo su patrimonio a la entidad resultante, que adquirirá por sucesión universal la totalidad de los derechos y obligaciones del banco madrileño.

Así, los accionistas de CaixaBank contarán inicialmente con el 74,2% del banco resultante, mientras que los de Bankia controlarán un 25,8%. El primer socio de la nueva CaixaBank seguirá siendo la Fundación Bancaria La Caixa, que, a través de Criteria, ostentará un 29,68% de la compañía, seguido por el FROB con un 16,1%. Además, un 54% de los títulos será free float, de los que el 37% corresponde a inversores institucionales y el 17% a minoristas. Hasta ahora, Fundación La Caixa y el FROB eran los dos primeros accionistas de los bancos fusionados, con el 40% y el 62% del capital de CaixaBank y Bankia, respectivamente. El objetivo del FROB es iniciar una salida progresiva de CaixaBank a través de varias ventas en el mercado durante los próximos años. Aunque el plazo de privatización de la entidad finaliza en 2021, la intención del Gobierno es prorrogarlo para esperar una mejora de la situación económica y maximizar la rentabilidad de la inversión. Actualmente, su 16,1% está valorado en unos €2.600M, pero la suma de las ayudas del FROB que percibieron Bankia y BMN en 2012 ascendieron a €24.069M.

La entidad combinada resultante de la fusión tendrá sede central en Valencia y contará con oficinas operativas en Madrid y Barcelona. Además, estará presidida por José Ignacio Goirigolzarri, actual Presidente de Bankia, que será responsable de la Secretaría del Consejo, Comunicación Externa, Relaciones Institucionales y Auditoría Interna. Por su parte, Gonzalo Gortázar, será el primer ejecutivo de CaixaBank, con cargo de CEO y responsabilidad sobre el resto de áreas, presidiendo a su vez el Comité de Dirección. El Consejo de Administración del nuevo banco tendrá 15 miembros, de los cuales dos serán consejeros ejecutivos, dos a propuesta de CriteriaCaixa, uno a propuesta de BFA Tenedora de Acciones, seis independientes a propuesta de CaixaBank y tres independientes a propuesta de Bankia. Por último, Fernando María Costa Duarte Ulrich tendrá consideración de Consejero Externo.

El deal, cuyo cierre está previsto para el primer trimestre de 2021, ya cuenta con la aprobación de los consejos de administración de ambas entidades y con el resultado favorable de las due diligences, pero está a la espera las autorizaciones regulatorias pertinentes, entre las que destacan las del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la no oposición de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, la CNMV y el Banco de España.

La unión de CaixaBank y Bankia supone la creación del banco líder del sistema financiero español con activos de más de €664.000M, superando a Santander y BBVA, con una presencia territorial equilibrada y con los recursos y la capacidad para afrontar los retos del sector. En total, la combinación de los bancos tendrá una capitalización bursátil de más de €16.000M y será líder en el segmento de banca retail en España con más de 20 millones de clientes y la primera posición en la cuota de mercado de todos los productos clave: depósitos (24%), créditos (25%) y ahorro largo plazo (29%), que incluye los seguros de ahorro, los fondos de inversión y los planes de pensiones. Desde el punto de vista geográfico, tendrá presencia en alrededor de 2.200 municipios y en 290 será la única entidad con representación. En cinco años, la integración generará progresivamente sinergias de ingresos de €290M anuales y un ahorro recurrente de costes de €770M por ejercicio (de forma plena a partir de 2023), que mejorarán significativamente la ratio de eficiencia hasta situarla en del 47,9% incorporando el 100% de las sinergias. En lo referente a morosidad, contará con la ratio más baja del país, con un 4,1% y una cobertura del 64%. La generación de sinergias mejora la rentabilidad esperada, con un RoTE estimado a partir del consenso del mercado que se situará en niveles superiores al 8% en 2022. Por otro lado, la posición de capital de CaixaBank y Bankia permitirá absorber los costes de reestructuración y los ajustes de valoración, resultando en una ratio CET1 de la entidad combinada del 11,6%, manteniendo un margen muy amplio –310 pbs– sobre el nivel exigido regulatoriamente.

www.capitalcorporate.com